Decenas de feligreses se dieron cita en la iglesia de San Ginés portando los palmos para que fueran bendecidos. La parroquia de San Ginés Obispo en Arrecife comenzaba la mañana del Domingo de Ramos con la bendición de las ramas de olivos y palmitos en la plaza de la iglesia totalmente llena de feligreses. Hombres, mujeres y niños alzaban los ramos  para que fuesen bendecidas por el párroco, Miguel Hernández . Una vez en el exterior la imagen del Señor en la Burrita  era aclamada con cánticos y aplausos. Una vez bendecidos los ramos y palmos se puso en marcha la procesión recorriendo las calles más próximas a la iglesia y desembocando en la Avenida Marítima regresando de nuevo a la iglesia.

A las 12´00 horas daba comienzo la celebración de la Santa Misa presidida por el titular, Miguel Hernández que estuvo auxiliado por un compañero sacerdote. Las tres naves del templo se quedaron pequeñas para poder albergar a todos los feligreses llegados de todas partes ya que para muchos comienza una semana de vacaciones.

Desde la parroquia se ha elaborado un amplio programa que finalizará el próximo domingo de "Pascua de Resurrección", donde podrán participar de las confesiones, eucaristía, reflexiones, procesiones, hora santa y vigilia pascual.

SU COMENTARIOS SON IMPORTANTES

comentarios

Facebook

DALE CLICK EN ME GUSTA