Miles de españoles participaron ayer domingo en un mitin del incipiente partido de extrema derecha VOX, que intenta afianzarse en el espectro político de España.
El discurso contra la inmigración fue un eje capital para conquistar a un auditorio plagado de banderas. Su representante en Madrid, Rocío Monasterio, sostuvo que “la España que madruga está harta de ver cómo los manteros y la inmigración ilegal campan a sus anchas, protegidos por las instituciones”. “Se está regalando el fruto de nuestro esfuerzo a los que llegan sin llamar a la puerta”. “El Estado del Bienestar es para los españoles”, subrayó.
Ella no quiere que las ciudades españolas sean como los barrios madrileños de Lavapiés o de Tetuán, como Algeciras y Ceuta ni que se cometan “delitos de odio” en las mezquitas salafistas. Por ello proponen la “deportación” de la inmigración ilegal y endurecer las penas a “las mafias” pero también “a las ONG que les ayuden”.

Javier Ortega, secretario general del partido, dijo a los reunidos en el Palacio Vistalegre Arena de Madrid, que VOX tiene “un objetivo claro: los españoles estarán primero”. Ortega también arremetió contra el aborto y lo que llamó la dictadura de lo políticamente correcto.

SUS COMENTARIOS SON IMPORTANTES

comentarios

Facebook

DALE CLICK EN LIKE (ME GUSTA)